ad Dictum simpliciter

Falacia de accidente

En Ad dictum simpliciter o a dicto simpliciter ad dictum secundum quid o falacia de accidente se incurre cuando a partir de una regla general que admite excepciones, se concluye una condición particular.

ejemplo:

Las aves vuelan,
Los pingüinos son aves

Por lo tanto los pingüinos vuelan



comparte: